Actas del IV congreso de Egiptología (I)

 

En las siguientes líneas se pueden ver las actas del IV congreso de egiptología en español. Se trata de una visión pluridisciplinar porque abarca diferentes temas que tienen como lazo común la egiptología. En el programa han participado diferentes universidades españolas y internacionales. Así pués os dejo con esta interesante selección de autores de las diferentes universidades que han colaborado.

EL PRÍNCIPE HEREDERO DURANTE LA DINASTÍA XIX: NOTAS SOBRE SU REPRESENTACIÓN EN ESCENAS RELIGIOSAS:
Edelweiss AGUILAR GONZÁLEZ

La figura del príncipe heredero aparece de forma explícita, por primera vez, durante la dinastía XIX, manteniéndose de este modo hasta la dinastía XX, otorgándosele una titulatura, iconografía y funciones concretas, a la vez que comienzan a ser representados en diferentes contextos. Durante el reinado de Ramsés II, debido a su numerosa descendencia, la figura del príncipe conoce un momento de esplendor. Sus representaciones son una constante en los monumentos de esta época. En primer lugar, en las llamadas procesiones, donde aparecen en sucesión estos hijos reales, situadas normalmente en los patios y pilonos de los templos y guardando siempre el mismo orden. Por otro lado, también son representados en escenas de tipo militar, participando activamente en la batalla, o presentando al rey enemigos derrotados. Dentro de estas representaciones va a destacar la del príncipe heredero, personaje diferenciado del resto de hijos del rey por su titulo de iry pat, que realiza una buena parte de las mismas funciones que el resto de príncipes, mas de una forma destacada, encabezando las procesiones de príncipes y participando activamente en las escenas de batalla. Existe, sin embargo, un tipo de representación exclusiva del heredero: las escenas de tipo religioso. En esta comunicación se pretende analizar las funciones que cumple el príncipe heredero en este último tipo de escenas, tanto en su contexto concreto de la realización del culto a los dioses, como en el contexto general que comprende el conjunto del templo.

LA PERVIVENCIA DEL CULTO PÚBLICO DE APIS EN ÉPOCA ROMANA: CERTEZAS, INCERTIDUMBRES Y PROBLEMAS:
José Ramón AJA SÁNCHEZ

Una mención tardía del historiador Amiano Marcelino en el siglo IV de nuestra era revela que, en las semanas previas a la campaña persa del emperador Juliano (invierno del año 362/363), llegó hasta la base militar de Antioquía la noticia de que había sido hallado en Menfis un nuevo Apis óptimo que estaba preparado para ser «entronizado». No obstante, se da la circunstancia de que la evidencia arqueólogica procedente de Saqqara, y más en particular del Serapeum (desde las antiguas excavaciones de Auguste Mariette), apunta a que el abandono de los enterramientos de los Apis pudo coincidir con la conquista romana de Egipto y el final de la independencia del Egipto dinástico, lo que a su vez podría llevar a pensar en la propia suspensión de todas o de algunas de las tradiciones cultuales más importantes asociadas al toro sagrado menfita, quizá entre ellas la tradicional «entronización» que menciona Amiano.
El cese de los enterramientos aparenta haber sido muy abrupto a tenor de lo que evidencia la arqueología y la epigrafía preservada en la necrópolis, quizá acaecida en el año 41 a. C., o como mucho en el 30 a. C., pero no más allá. Surgen pues varias preguntas no exentas de interés: la primera, el crédito o veracidad que merece la mención de Amiano, y segunda – en el caso de dar crédito a su noticia –, si Roma fue acaso causante directo o indirecto del abandono de los enterramientos. Cabría preguntarse además si la interrupción de éstos significó necesariamente la alteración total o parcial del culto público. Y de haber sido así, ¿por qué motivos?, ¿en qué sentido o en qué grado pudo cambiar? Por añadidura, hay que señalar que, frente a la evidencia arqueológica, existen suficientes referencias literarias sobre la pervivencia del culto a Apis a lo largo de toda la admi- nistración romana en Egipto (la de Amiano no es desde luego una noticia rara o aislada).
El propósito de esta comunicación será por consiguiente verificar la certeza y exactitud de todos estos hechos, o en su caso las causas que los pudieron producir, actualizando los datos arqueológicos pro-cedentes de Saqqara, buscando posibles enterramientos de bóvidos en otros sectores distintos al recinto del Serapeum, y verificando lo que sugiere a priori la mención de Amiano y el cese aparente de enterramientos de los Apis antes de la mitad del siglo I a. C.

LA OLEICULTURA EN EL ANTIGUO EGIPTO:

Jose Manuel ALBA GÓMEZ
Los restos de olea europea l. en contextos arqueológicos se han hallado en Egipto desde la XII dinastía (1985-1773 a. C.) y en la XIII dinastía (1773-después de 1650 a. C.). Desde el Reino Nuevo (1550-1069 a. C.), tenemos más información, como pinturas murales, relieves, guirnaldas, ramos, referencias literarias y otros hallazgos en sitios arqueológicos que indican su importancia económica, cultural y social. Esta especie vegetal no formó parte de la vegetación tradicional del Antiguo Egipto debido a las condiciones climáticas, pero según las fuentes se podrían proponer diferentes teorías. Sus usos fueron muy variados, desde la alimentación, decorativo, madera, etc. Fue un recurso importante y un producto comercial con las tierras vecinas, que pudieron proporcionar el intercambio de olivos, aceitunas y aceite de oliva.

EL LIBRO DE LA SALIDA AL DÍA EN LA TUMBA DE SENENMUT: UNA PROPUESTA DE ANÁLISIS ICONOGRÁFICO:
María Milagros ÁLVAREZ SOSA

El análisis tradicional de imágenes y textos de forma independiente a menudo ha ocultado la originalidad de algunas composiciones funerarias y el significado total del conjunto iconográfico en el que se encuentran insertos. Esto nos ha llevado a plantear una comunicación en la que se intente ver los significados subyacentes de la representación de un grupo de viñetas del Libro de la Salida al Día en un espacio único: el interior de la cámara funeraria de la tumba de Senenmut en Deir el-Bahari. Esta tumba se destaca por su contexto original, ya que es construida y por tanto, decorada, en el momento del surgimiento del Libro de la Salida al Día sobre papiro. Presenta la singularidad de contar con la representación más antigua de un techo astronómico y con la imagen de una de las regiones del cielo conocida desde los Textos de las Pirámides como el Campo de Juncos. La datación tan antigua de la tumba, durante el reinado de Hatshepsut, y el hecho de que encontremos en ella algunas de las viñetas más antiguas, nos plantea la cuestión de si una copia de este libro funerario sirvió como modelo a Senenmut, o por el contrario, la selección y distribución de los textos obedece a un programa decorativo creado explícitamente para la tumba.
El propósito de esta comunicación será atender a la inclusión de la viñeta del Campo de Juncos dentro de la cámara y su relación con el resto de imágenes de este libro funerario, en un intento de comprender el conjunto decorativo de esta tumba.

LAS VARIABLES DEL COLOR EN LA TUMBA DE NEFERHOTEP (TT 49):
Norma Cristina ALZOGARAY
María Silvina VERA

El presente trabajo muestra una de las fases de investigación desarrolladas dentro del proyecto de investigación «Relevamiento Gráfico y Epigráfico de la tumba de Neferhotep (TT 49)», administrador y escriba de los dominios del templo de Amón (Davies, 1933), en Tebas occidental. Esta tumba se encuentra en la colina de Khokha (Tebas) lugar ocupado por tumbas de diferentes épocas, de la dinastía VI hasta el período ramésida (dinastía XIX). Esta comunicación tiene el propósito de presentar el procesamiento de datos realizado in situ del estudio del color en los sectores que presentan una mayor conservación, utilizando para ello el atlas Munsell (Atlas de Munsell, Rensed Washable edición, año 2000). En los sectores más cercanos a la puerta de ingreso (sala IV) donde la luz entra en determinados momentos del día se uso luz natural y, en los sectores más profundos de la tumba (salas I y II), luz artificial. Observamos que en este monumento la paleta de color es limitada destacándose los rojos, amarillos, negro, blanco, azules (turquesa) y verde. En base al relevamiento del color a partir de la tabla Munsell en diferentes sectores podemos ver una variable interesante en la composición de los mismos que nos permite evaluar los distintos tintes en donde el valor y el croma determinan una paleta de colores cálidos.

¿CONOCÍAN LOS ANTIGUOS EGIPCIOS LA DURACIÓN EXACTA DEL AÑO SOLAR?
Juan Antonio BELMONTE AVILÉS
Instituto de Astrofísica de Canarias

Se ha especulado mucho sobre el origen y el funcionamiento del calendario civil del Egipto antiguo, el único calendario en uso durante más de 2000 años en el país el Nilo. Su origen sigue siendo un aparente enigma y su dinámica interna con ciclos continuados de 365 días divididos en 12 meses de 30 días más los «cinco sobre el año» ha sido puesta en duda en algunas ocasiones. Sin embargo, la mayoría de las pruebas epigráficas y arqueológicas apuntan a un origen solar de este calendario, cuyo origen pudiéramos situar durante el periodo protodinástico o a comienzos de Reino Antiguo, y a su uso continuado durante más de veinticinco siglos hasta la implantación en el país por parte de Roma del calendario alejandrino en el año 25 a. C. Esto no quiere decir que los astrónomos egipcios desconocieran la duración del año trópico solar de 365,2425 días o del año sothiaco de 3651⁄4 días hasta el punto de que la fenomenología asociada a ambos ciclos (las estaciones del sol y los otros heliacos de Sirio) fueron fenómenos reiteradamente observados y reflejados en la arquitectura o en los textos desde el Reino Antiguo, en el caso solar, y, al menos, desde el Reino Medio en adelante en el caso de Sothis. Sin embargo, este conocimiento no alteró el funcionamiento regular del calendario civil que siguió contando con 365 días hasta el periodo de dominación romana. En realidad, hubo intentos previos de cambio, uno de ellos documentado en el periodo ptolemaico, pero nunca se llevaron a la práctica. En este ensayo, analizaremos las pruebas que muestran el posible origen del calendario civil en el año solar y demostraremos su regularidad a lo largo del tiempo; circunstancia ésta que se ha convertido en la columna vertebral de toda la cronología egipcia y que nos ayuda a interpretar de manera correcta la organización espacial de muchos edificios sagrados del Egipto antiguo.

PRIVILEGIOS POLÍTICOS Y ECONÓMICOS POR ADORAR A UNA DIVINIDAD: EL CULTO A HATHOR EN LA CIUDAD DE KUSAE EN LA VI DINASTÍA:
Soraya Belmonte Puertas

Durante la VI dinastía, el área de Kusae se convirtió en la principal zona de culto a Hathor. La posesión de un título hathórico suponía un elevado prestigio social, político y económico, beneficios que perseguía la élite de Kusae: el pacto entre las familias nobiliarias era habitual en los casos en que uno de los primogénitos careciese de cargos dentro del culto hathórico – política matrimonial basada en los pactos de mutuo beneficio.

LA CORONA ATEF DURANTE EL REINO ANTIGUO:
Francisco Luís Borrego Gallardo

Lejos de funcionar como un mero ornamente e insignia de poder, las coronas y tocados exhibidos por dioses y reyes en el Egipto antiguo se muestran como complejos y densos símbolos con significados múltiples y complejos. Por esa razón, la presencia de una u otra corona en un contexto determinado no es dejada al azar ni responde a motivos simplemente estéticos. Por el contrario, su elección obedece tanto a la caracterización funcional e ideológica de su portador como a la inserción de los significados que vehicula en un contexto determinado. Por todo ello, el estudio de los regalia se revela como una tarea necesaria para la correcta comprensión del universo religioso e ideológico de la realeza egipcia antigua. El funcionamiento de estos «atributos» dentro del denominado por J. Assmann «discurso monumental», donde textos jeroglíficos e imágenes constituyen una sola entidad, parece ser análogo, como piensa R. Tefnin, al de los epítetos o protocolos que identifican y describen la figura de los dioses o de
los soberanos. A la vez que abundando en la tradición anterior, durante el Reino Antiguo se crea una buena parte de las insignias y elementos de ornato que llegará a exhibir el rey durante los siglos siguientes. Entre los peor conocidos de estos regalia se encuentra la corona atef (Atf), cuya primera aparición parece atestiguarse durante el reinado de Snefru, y para la que por el momento no existen referencias textuales hasta ya entrado el Reino Medio. En esta comunicación se ofrecerá un estudio iconográfico e iconológico de este elemento del protocolo icónico regio, analizando la documentación disponible para el Reino Antiguo desde una perspectiva holística de corte semiológico, que atiende no solamente a la forma, colores y componentes de la corona Atef, sino también a sus posibles paralelos, los contextos donde está presente, y las referencias textuales posteriores, con el fin de intentar comprender mejor sus significados y matices durante ese periodo.

ALEJANDRO MAGNO Y LOS CULTOS A ANIMALES SAGRADOS EN EGIPTO:
Francisco Bosch Puche

A su llegada a Menfis en 332 a. C., Alejandro Magno ofrece un sacrificio en honor del toro Apis (Arriano, III, 1.4). Esta acción del soberano macedonio no puede ser considerada simplemente como un gesto de respeto hacia la religión egipcia, sino también como un acto con implicaciones políticas y propagandísticas evidentes, pues su propósito último es el de favorecer la aceptación de la nueva autoridad por parte de la población autóctona y, en especial, de la clase sacerdotal.
Sin embargo, esta muestra de devoción de Alejandro no es un hecho aislado. En esta comunicación se examinarán varios documentos que ejemplifican como, a partir de este momento y en nombre del monarca, se llevan a cabo distintas actuaciones destinadas a cumplir dos objetivos fundamentales estrechamente relacionados: en primer lugar, mostrar a la población indígena el comienzo de una nueva era en la cual la elite dirigente, a pesar de su origen extranjero, aboga por el respeto a las tradiciones y por la defensa y promoción de uno de los rasgos distintivos de la religiosidad egipcia: el culto a las divi-
nidades a través de sus hipóstasis o manifestaciones terrenales en forma de animal; y, en segundo lugar, expresar de una manera clara y rotunda la ruptura con el periodo inmediatamente precedente de dominación persa del país, responsable de la perpetración de graves profanaciones en el ámbito religioso. En concreto, además de la cita de Arriano, se analizarán una serie de inscripciones provenientes de la catacumba de las Madres de
Apis en la necrópolis de animales sagrados de Saqqara norte, que nos informan del entierro de una vaca llamada Taesis, bajo el reinado de Alejandro; una estela del Bukheum de Armant, testimonio del sepelio de un toro Bukhis en el mismo periodo; y, por último, una estatua real originaria de Mendes y hoy perdida, que puede ser interpretada como una muestra de piedad del monarca hacia el carnero Banebdjedet. En definitiva, un conjunto de documentos que prueba la reactivación de los cultos a animales sagrados en estos momentos iniciales de la dominación griega de Egipto o, en otras palabras, su vuelta a la «normalidad».

DE HIERACÓMPOLIS A MONTE ALBÁN: PROCESOS DE URBANIZACIÓN Y SURGIMIENTO DEL ESTADO EN PERSPECTIVA COMPARADA:
Marcelo Campagno

La existencia de algún tipo de relaciones entre los procesos de aparición de los Estados primarios y de concentración poblacional –vale decir, de urbanización – fueron tempranamente destacadas por muy diversos especialistas. Del modo más emblemático, Gordon Childe había prácticamente equiparado ambos procesos, al considerar que la aparición del Estado se producía por medio de una «revolución urbana». Como es bien sabido, Childe concentró sus reflexiones sobre la revolución urbana en ciertos ámbitos del Viejo Mundo – incluyendo entre ellos al valle del Nilo –, pero los contextos en los que surgen Estados primarios se extienden por otras regiones del globo, y el área mesoamericana es una de las más prominentes para considerar tales procesos. Ahora bien, en términos más específicos, ¿cuál es el tipo de relación que vincula la aparición del Estado a la concentración poblacional? ¿Se trata, simplemente, de fenómenos coetáneos? ¿Existe alguna relación de causa-consecuencia entre ambos procesos? ¿Qué similitudes y diferencias se presentan en los diversos escenarios en donde esos procesos acaecen?
Para reflexionar acerca de esta relación, se abordarán aquí dos situaciones históricas en las que pueden advertirse los procesos asociados al surgimiento del Estado y a la urbanización de un modo más o menos simultáneo.

Se trata de los contextos que corresponden al núcleo de Hieracómpolis, en el Alto Egipto, en torno de mediados del IV milenio a.C. y de la entidad urbana de Monte Albán, en el valle de Oaxaca, durante la segunda mitad del I milenio a. C. Como se podrá notar, esos contextos son diversos no sólo en términos espacio-temporales sino en cuanto a las características específicas de los procesos que aquí interesa considerar. Sin embargo, más allá de las particularidades de cada una de estas situaciones, interesa poner en juego una estrategia analítica que no trata de encontrar leyes universales, pero sí intenta producir herramientas teóricas para el pensamiento comparativo de aquellos decisivos procesos.

UTILIDAD FARMACOLÓGICA Y SIMBOLISMO DEL VASO HENU:
Beatriz Cardona Arenas

El vaso henu fue un útil/instrumento/objeto fundamental en la preparación de las fórmulas farmacéuticas. El estudio de algunos papiros médicos nos ha permitido conocer los utensilios empleados en la elaboración de los medicamentos, sus usos y características.
El Papiro Médico Ebers es el documento que más información nos ha transmitido sobre el utillaje galénico. Además de ser un compendio de tratamientos médicos, es un verdadero tratado fármacológico. El pHearst y el pEdwin Smith también hacen referencia a la preparación de fórmulas terapéuticas, pero su utilidad en este aspecto es inferior al pEbers. El primero es un tratado de medicina general pero menos extenso que el pEbers. El segundo presenta la problematica médica desde una perspectiva clínica, atendiendo más al diagnóstico que a la galénica, que es el arte de la preparación de fórmulas terapéuticas. Entre el amplio utillaje que los egipcios dispusieron para realizar sus preparaciones farmacéuticas destacó el vaso henu. Sorprende la multifunción que los egipcios dieron a este vaso, que no fue un recipiente más dentro del utillaje médico. Esta comunicación versará sobre los distintos aspectos, funcionales y simbólicos, que lo caracterizan. El vaso henu fue a la vez recipiente para preparaciones, receptáculo medidor y medio para la administración de la medicación, como dosificador y como envase que facilitaba la toma de los preparados terapéuticos. Pero lo más sorprendente (y lo que nos ha llevado a realizar este estudio) es que los egipcios le atribuyeron propiedades incluso como principio activo. El objetivo es analizar diferentes fórmulas del pEbers en las cuales se reflejen las distintas funciones que los egipcios dieron al vaso henu. Hemos escogido cinco fórmulas, una por uso: pEbers 621 (principio activo), pEbers 309 (unidad de volumen), pEbers 368 (recipiente para preparaciones), pEbers 272 (dispensador de la medicación) y pEbers 696 (indicador de volumen a administrar).

LA TUMBA 17 DE OXIRRINCO: UN HIPOGEO GRECOROMANO:
Núria Castellano Solé

La Necrópolis Alta de Oxirrinco ha proporcionado un horizonte de ocupación de más de 1000 años. Aunque los hallazgos más espectaculares son, sin duda, las tumbas de piedra saítas, hay otra tipología interesante que queremos mostrar. Se trata de hipogeos, o tumbas excavadas en el suelo, que tienen una complejidad interna y que albergaron diversas inhumaciones.
La tumba 17 se encuentra hacia el norte de la Necrópolis Alta, en una zona delimitada al este por la llamada Casa Funeraria (una estructura bizantina cristiana que consta de unas aulas dedicadas al culto al difunto y a los diferentes rituales y una zona subterránea que actúa como cripta), al norte por un muro de adobes y al oeste y al sur por tumbas grecorromanas que se construyeron a semejanza de la tumba saíta número 1. Durante la campaña del 2005 se procedió a realizar un sondeo en una zona cercana a un hipogeo excavado en campañas anteriores, que constaba de diversas cámaras interiores y donde se localizó un sarcófago de piedra y diversas inhumaciones. Por debajo de una estructura posiblemente bizantina, se localizaron diferentes enterramientos sin ninguna estructura, dentro de ataúdes rectangulares de madera, algunos de ellos decorados. Desgraciadamente, el mal estado de conservación hizo imposible su traslado al almacén de la misión y se realizó un primer estudio en el yacimiento. Una vez retirados, se prosiguió la excavación descubriendo un segundo nivel enterramiento, esta vez con sarcófagos de piedra caliza blanca, apenas desbastados, con inhumaciones en su interior. Algunos de ellos mostraban señales de haber sufrido los efectos de un saqueo. En este mismo nivel apareció al norte una estructura en forma de pozo de piedra que parecía que conducía a una estructura subterránea. Al este y al oeste del pozo se apreciaba un recorte en el dyebel de forma ovalada, que formaba un hipogeo donde se desenterraron más de 15 inhumaciones dentro de ataúdes de madera decorados. Pero a 2 metros de profundidad, en el sector oeste del hipogeo se desenterró una tumba muy simple de piedra caliza blanca que albergaba una momia en buen estado de conservación. El estudio de esta tumba permitirá ampliar el conocimiento de los edificios funerarios durante la Época Grecoromana en el yacimiento de Oxirrinco.

ALGUNOS APUNTES SOBRE LOS «HIJOS REALES» EN EL CONTEXTO DE LA DIALÉCTICA NOBLEZA-REALEZA DURANTE EL INICIO DEL REINO NUEVO:
Mara Castillo Mallén

Se trata de reflexionar sobre algunos nobles situados en los nomos cercanos a Tebas durante las fases finales del Segundo Período Intermedio e inicios del Reino Nuevo, nobles que sostuvieron a las dinastías tebanas, y de preguntarnos sobre el papel que este título (honorífico o no, ya se verá) jugaba en sus propios territorios.

REFLEXIONES SOBRE EL SIMBOLISMO DEL GANADO EN EL CUENTO EGIPCIO LOS DOS HERMANOS:
María Belén Castro

En el marco de las denominadas «sociedades de discurso mítico» (Cervelló Autuori, 1996), una de las variables a identificar como componente es la integración, pensada desde una perspectiva tanto material (una comunidad viviendo en un espacio natural como por ejemplo el bosque), como simbólica (concibiendo la integración como sistema religioso). Siendo el antiguo Egipto una sociedad con estas características, en la que la integración simbólica configura ampliamente la esencia de su religión, el ensayo aquí propuesto pretende abordar desde esta matriz la presencia de figuras animales en el cuento egipcio de Los Dos Hermanos, particularmente el ganado vacuno.
El cuento de Los Dos Hermanos es un relato de la dinastía XIX del Imperio Nuevo, y conservado en el Papiro d ́Orbiney. Narra la historia de dos hermanos que sufren diversas contingencias, y que mediante su superación logran trascender un primer modo de vida
ligado a las actividades campesinas, para culminar en una esfera real, con el menor de ellos convertido en faraón. A lo largo del relato, la mención y asociación del protagonista con animales como la vaca o el toro nos resulta significativa, en la medida en que consideramos que existe mediante este recurso cierta legitimación del personaje que lo habilita a acceder al trono al final del relato. En este trabajo nos proponemos profundizar el análisis sobre estas figuras animales, desde un enfoque lingüístico y examinando a la vez sus fundamentos cósmicos y simbólicos, para ponerlos en relación con las imágenes más tradicionales de la realeza faraónica.


LA RECEPCIÓN DEL DIFUNTO EN EL MÁS ALLÁ. EVIDENCIA ICONOGRÁFICA EN LAS TUMBAS TEBANAS POSTAMARNIANAS
:

Maria Silvana Catania

La decodificación de las escenas de recepción del difunto en el occidente presentes en las tumbas privadas del período de transición entre las dinastías XVIII y XIX puede ser abordada desde la dimen-sión espacial y a través de los modelos de relación y de circulación entre los distintos sectores de los monumentos. Esta perspectiva de análisis arquitectónico permite establecer nexos de proximidad, con-tinuidad o complementariedad entre los motivos iconográficos exa-minados en diferentes secciones de cada una de las salas. En nuestro estudio nos enfocamos en las tumbas tebanas de Ne-

ferhotep (TT 49) y Amenemope (TT 41), atribuidas a los respectivos reinados de Ay y de Horemheb-Seti I, y en las que se preservaron sendas escenas de recepción del propietario en el Más Allá. En forma subsidiaria, el análisis comparativo de la temática y su tratamiento en el programa decorativo de otras tumbas contemporáneas de la misma necrópolis permite confirmar su interpretación como umbral entre los dos mundos. La representación de la recepción del difunto es evocada a través algunos motivos que son constantes, aún cuando puedan reconocerse variantes en sus componentes: el estandarte del Occidente que abraza la momia para su ingreso a la tumba, la diosa del Occidente que abraza al difunto para su ingreso a la montaña, el abrazo de los padres del difunto, la conducción del funcionario por los dioses ante la diosa del Occidente. La significación simbólica de estas imágenes está vinculada no sólo con escenas que expresan el arribo a la zona occidental, sino también con la estancia del difunto en el Más Allá. Por consiguiente, los motivos que evocan el ingreso al espacio del Bello Occidente y el acompañamiento del difunto en el momento de la transición de un ámbito a otro, y su recepción en el nuevo mundo, son acciones que tienden a contrarrestar el aislamiento social que produce la muerte (Assmann, 2003). La relevancia de la recepción del difunto por los dioses o parientes como un ritual de paso se acentúa de manera significativa en las tumbas analizadas a partir de la consideración de su configuración particular en el soporte arquitectónico: el pasaje o acceso a la cámara funeraria. Por último, los criterios de composición, dirección y contenido de las representaciones examinadas en los monumentos aportan una más clara significación al integrarlas al espacio tridimensional.

LOS MECANISMOS DE INTEGRACIÓN SOCIAL DEL DIFUNTO LUEGO DE LA MUERTE :
María Silvana Catania
Silvana Lorena Yomaha

La muerte fue percibida por los antiguos egipcios como un desmembramiento del cuerpo y aislamiento social según Jan Assmann (Death and Salvation in Ancient Egypt, Ithaca, 2003). Frente a ella, el monumento funerario se erigió como un espacio de representación,
síntesis estructural en la que las prácticas rituales dinamizaron las relaciones necesarias para asegurar la renovación cósmica y social. Desde esta consideración, analizamos los mecanismos documentados en el programa decorativo de las tumbas tebanas de fines de la dinastía XVIII y comienzos de la XIX que permitían contrarrestar o conjurar los efectos que ese aislamiento generaba. En nuestro abordaje, la epigrafía funeraria se asocia con la arquitectura del monumento a partir de la hermenéutica de las representaciones que componen el equipamiento figurativo y textual de la tumba. En ella se enfatizan por un lado los rituales de ofrenda en los que se manifiesta la dinámica a partir de la cual el difunto participa de ellos como actor que protagoniza y se beneficia de los ritos fune-

rarios celebrados en su monumento. La aplicación de la metodología iconológica permitió plantear una síntesis interpretativa de la cuestión en la que se tuvieron en cuenta el compromiso de perpetuar la memoria del funcionario por parte de su entorno familiar y comunal. Esto indica que para la antigua elite tebana el ámbito funerario constituía la estructura material preparada para asegurar la vida del difunto en el Más Allá, pero también de la comunidad, que reproducía sus valores y patrones de comportamiento a partir de esas mismas prácticas rituales que ordenaban la vida social y cósmica, y que, en consecuencia, operaron como ritos de integración. En ese sentido las «habilitaciones sociales» (pronunciar el nombre del difunto, exhibir su vinculación parental y la representación de sus prácticas de sociabilidad) así como las «habilitaciones materiales» (umbrales, ofrendas) constituyen «artificios topológicos» que se manifiestan en el monumento funerario.

LOS SEMAGRAMAS DE LOS TEXTOS DE LAS PIRÁMIDES ENTRE ICONICIDAD Y REALIDAD REFERENCIAL. PRESENTACIÓN DE UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN:
Josep Cervelló Autuori
Marc Orriols-Llonch

El Institut d’Estudis del Pròxim Orient Antic de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) pone en marcha en 2010 un nuevo proyecto de investigación financiado por el Ministerio de Ciencia y Innovación del Gobierno de España en el marco del Plan Nacional de I+D+i (Programa de Proyectos de Investigación Fundamental, convocatoria de 2009) cuyo título es: Los semagramas de los Textos de las Pirámides entre iconicidad y realidad referencial (ca. 2380-2160 a.C.). Estudio paleográfico, filológico, semiótico e histórico-cultural (ref. FFI2009-13299). El equipo está formado por: Josep Cervelló (investigador principal, UAB), Marcelo Campagno (Universidad de Buenos Aires), Miquel Carceller (UAB), Francesc Josep De Rueda (UAB), Ana Isabel Navajas (Oriental Institute, Oxford), Marc Orriols (UAB), y David Rull (Universitat Oberta de Catalunya). Son investigadores colaboradores Miguel Ángel Molinero (Universidad de La Laguna) y Alberto J. Quevedo (colaborador IEPOA, UAB).

El proyecto parte de dos premisas teórico-metodológicas. Al ser la escritura jeroglífica egipcia una escritura pictográfica, la primera de estas premisas atiende a la iconicidad, es decir, a la figuratividad de los propios grafemas y a su significación. Tradicionalmente, este aspecto icónico (semiótico) de la escritura jeroglífica ha sido poco estudiado, en favor de análisis que privilegiaban el aspecto lingüístico del sistema escriturario, es decir, su capacidad de codificar mensajes lingüísticos. En las últimas dos décadas, sin embargo, una nueva corriente en Egiptología, de carácter lingüístico-semiótico-filosófico, ha empezado a estudiar los jeroglíficos desde la perspectiva de su carácter biplánico, a la vez «extensional» (lingüístico) e «intencional» (cultural, a raíz de su iconicidad). Los principales exponentes de esta corriente son autores como A. Loprieno, P. Vernus, O. Goldwasser o B. Mathieu. Pero esa misma iconicidad y su significación establecen una relación privilegiada entre el grafema y el referente de la realidad al que alude, de modo que pictogramas y realidad pueden explicarse, matizarse, ilustrarse mutuamente. Y en esto radica la segunda premisa del proyecto, que se interesa por ese espacio de correspondencias entre la realidad textual (en el sentido amplio de la escuela semiótica) y la realidad contextual. Los semagramas y su biplanicidad se presentan, desde esta perspectiva, como verdaderas fuentes históricas, para una historia ideológica, en muchos casos, y para una historia factual y material, en muchos otros; y, a su vez, la historia y sus circunstancias resultan una fuente de inferencias para la hermenéutica de los grafemas. Grafemas e historia entran así en una correferencialidad hasta ahora no suficientemente explorada y que constituye el campo de análisis del proyecto.Estos planteamientos epistemológicos y metodológicos se aplican a un corpus específico de textos y de semagramas (= pictogramas con valor semántico): los de los Textos de las Pirámides.


EL RITUAL FUNERARIO BIZANTINO EN OXIRRINCO. EL SECTOR 2D:

Dolors Codina Reina

Al sur de la Casa Funeraria, eje central del complejo bizantino de Oxirrinco, se hallaron, en el 2007, los restos de unas edificaciones construidas en adobe crudo. Se iniciaron las excavaciones de la zona, que continuaron en el 2008, y se pudo determinar la presencia de una área sepulcral, delimitada por unos muros perimetrales. Esta área cementerial, que contaba con un mínimo de 8 criptas, presentaba diferentes fases constructivas y de evolución del ritual funerario.

 

Articulos similares:

Licencia Creative Commons
Actas del IV congreso de Egiptología (I) por Elena Moragas Pascual, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About Elena Moragas Pascual

Sóc tècnica en Gestió administrativa i Grau superior en Restauració per ESHTSI (Escola Superior d'Hosteleria i Turisme Sant Ignasi Sarrià). Actualment compagino la meva feina amb els estudis de psicologia i Humanitas a la UOC. Sóc col.laboradora de radio a Radio Martorell. El motiu pel que estic aquí es perquè em fascina el món antic, descobert per primer cop l'any 2006 on la concepció del món que coneixia va canviar radicalment la meva visió de veure i viure la història. Sens dubte aquest ha estat un fet que ha marcat la meva vida acadèmica.

Leave a comment

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Your email is never shared. Required fields are marked *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD