Articles By: Soliman El-Azir

Soy un simple ingeniero al que le interesa casi cualquier cosa que tenga que ver con historia, con ciencia, con la concepción del tiempo en general, con los calendarios en particular, con el origen de las religiones, con la iconografía de las serpientes y en suma con cualquier cosa que sea difícil de sacar en una conversación normal.

Persecuciones cristianas a los paganos

En 311 el emperador romano Galerio Maximiano, enfermo de muerte debido a un cáncer avanzado, firmaba en Nicomedia un edicto en el que tildaba a los cristianos de estúpidos, caprichosos y locos. Sin embargo, en el mismo edicto convertía al cristianismo en religio licita terminando con la sangrienta persecución que había iniciado su antecesor Diocleciano [1]. El cristianismo dejaba atrás una época de persecuciones y se le permitía salir a la luz. Apenas 80 años después, el emperador Teodosio ordenaba que se apagase el fuego a Vesta y que las vestales abandonaran el templo, acabando así con un símbolo que había acompañado a Roma desde el principio de su historia. En ese mismo año los ritos paganos tanto públicos como privados quedaron abolidos y los templos abandonados al prohibirse a los fieles que los frecuentaran [2]. Era la señal de que el paganismo había perdido definitivamente la batalla frente al cristianismo. A partir de entonces, el cristianismo no dejó de expandirse hasta ser la única religión permitida en el declinante Imperio Romano.

El calendario romano

La mentalidad romana no estuvo nunca demasiado preocupada por una medición exacta del tiempo, lo que explica que conservaran durante tanto tiempo un calendario tan complejo e inexacto como el de Numa y se desviaran tan a menudo del ciclo anual.

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD