Creación Literaria XII: FANTASMAS…

NO HUIRÁS DE LA MUERTE

De:  Nuria de Espinosa

 

Cuando entré en el aquel bar no sospeché que lo que deseaba que fuese una noche lúdica de entretenimiento, terminase siendo mi última noche entre los humanos. Cuando di el primer trago a la cerveza, servida por aquel tétrico camarero, que me miraba de una forma extrañamente inquisidora acababa de servirme, sentí que mi boca se desencajaba y como una fría losa pesaba sobre mi cuerpo. Las rodillas se me doblaron y caí de bruces contra el suelo. Rezaba mientras me esforzaba en levantarme. Penetré en la inmensa oquedad de la oscuridad de aquel tenebroso antro, huyendo sin ninguna dirección. Mis pasos eran torpes y mi mente se negaba a ver la verdad. Tan solo el corazón me hablaba agitado de una forma casi absurda: llega hasta final de la sala, no es oscura, solo es silenciosa. Noté en mis labios el cargado sabor de la sangre. La mano mortífera de la muerte se acercó,  alcanzándome de lleno en el pecho provocándome un profundo suspiro de nauseas y dolor.  Tras varios espasmos la muerte me abrió sus brazos y fue entonces cuando mis labios pronunciaron sus últimas palabras… Socoooorro

 

* * * * *

Tinieblas en la oscuridad 

De: Nuria de Espinosa

 

La noche avanzaba y la maldad engullía la luna que parecía intuir como los brazos del mal avanzaban silenciosamente engullendo a su paso el brillo de las estrellas. El viento silbaba y los arboles desnudos se deslizaban. Sobre nosotros el peso de la muerte avanzaba impecable. De las raíces más profundas del bosque surgieron murmullos silenciosos de quejidos y pánico que untaron de agonía nuestros oprimidos cuerpos.  Fids satisfecho en su maldad provocó una tormenta de cuervos que inundó la oscuridad de aquel tétrico bosque, arrastrándonos hacía un terror jamás soñado; en una profunda espiral de náuseas y dolor. Tras varios espasmos, el lamento de quienes permanecían atrapados en sus dominios se esparció por toda la senda. Fids a paso lento y acompasado recogió los cuerpos e inició el camino hacia las Islas de la Sombra en un macabro sendero de soledad y muerte.

 * * * * *

 

Aquellas voces

De:  Nuria de Espinosa

Se acercó hacia su compañero inerte, agarró el mango del hacha con las dos manos y comenzó a descuartizarlo. Pedazo a pedazo fue introduciéndolo en el hoyo. Se habían reído de él y ahora nunca encontrarían sus cadáveres, nadie sabría jamás qué había sucedido. Sonrió al enterrar a la última de sus víctimas; una boba pelirroja que se pasó todo el tiempo lloriqueando, mientras la asesinaba.

Escuchó un sonido a lo lejos.

— ¡cabrones! Aún no he terminado— gritó furioso. Si le cogían, las voces no se marcharían.

Se dirigió a la tumba que había preparado para él, y volcó la fuerza que le quedaba sobre su pecho. Comenzó a aullar de dolor. Parte de sus vísceras estaban al aire.

Al despertar se hallaba en una habitación acolchada. En donde no volvería a salir jamás; o tal vez sí…

— ¡No, otra vez no!— gritó, las voces habían regresado de nuevo irrumpiendo en su mente.

 

* * * * *

 Un Fantasma en el desván

De: Graciela Giráldez

Se escuchan ecos de fantasmas macabros  en la tranquilidad de la mañana, cuando empiezo a quedarme sola. Brotan del café, de la silla, se dibujan en la pared y hasta se asoman por el techo. Ellos saben que estoy aquí, huelen mi miedo, escuchan mi  silencio. Miro por la ventana tratando de distraerme pero… siguen, me buscan, hostigan y hasta no dudan en comentar todos mis movimientos.

En un momento creo que están en el piso de arriba. Subo la escalera casi sin apoyar los pies en los peldaños, grito -¿quién está ahí?- no hay respuesta. Se acelera el corazón,  se entumece la sangre y la piel se eriza al coger el picaporte de la puerta del desván.  Sombras, humedad, alientos se aventuran a mi rostro. Enciendo la luz y en la habitación la nada tendida a sus anchas.

* * * * *

Articulos similares:

Licencia Creative Commons
Creación Literaria XII: FANTASMAS… por Graciela Giraldez, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About Graciela Giraldez

Graciela Giráldez Enlaces: www.graciela69.blogspot.com Graciela Giráldez nació en Buenos Aires Argentina. Comenzó a escribir con temprana edad relatos y poesía que acompañaban sus estudios de guitarra, solfeo. Cursó en la escuela Literaria del Sur talleres de relato breve y Poesía. Es miembro de la Asociación Aragonesa de Escritores (AAE) y secretaria de la Asociación Literaria Poiesis e integrante del Grupo Literario Palabras Indiscretas (GLPI) donde es vicedirectora y coordinadora general de la Revista Literaria de dicho grupo. Es colaboradora en la revista literaria Brotes Digital en la sección de relatos y coordinadora de la sección Creación Literaria en la revista Literaria Sarasuati. Ocupa su tiempo en labores administrativas haciéndolo compatible con su pasión por la escritura, la lectura y la música. Varios de sus poemas han sido semifinalistas en el Centro de estudios poéticos de Madrid. Vive en España desde 2001 en la provincia de Teruel.

Leave a comment

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Your email is never shared. Required fields are marked *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD