Crímenes económicos contra la humanidad

Un sistema bancario mundial está siendo preparado aquí… y un súper-estado de banqueros internacionales que actúan conjuntamente para esclavizar al mundo en pos de su propio placer. [Louis McFadden]

 

Es hora de hablar de ello. La tecnología ha desembocado en un mecanismo económico de control de masas. En el siglo XXI, cada vez más, ya es un hecho probado que las armas están siendo suplidas por el mecanismo financiero como vías de control y opresión. Sus variantes son múltiples, desde el clásico embargo (Cuba), a sanciones revestidas de legalidad ejercidas a través de la ONU (Irán), al nuevo intervencionismo: rescate financiero.

Mediante esta misma tecnología global, se ha generado un dinero ficticio: el crédito. Anterior al crack de 1929, el dinero era intercambiable por oro. En la actualidad, desde 1933 e impulsado por la Reserva Federal estadounidense, el dinero es solo papel o un número digital en la pantalla. De esta forma, al ofrecer un dinero que no es intercambiable por oro, con existencia limitado, el nuevo dinero es ilimitado. Y este hecho es el que nos ha traído hasta la crisis de 2008, un juego bancario cuyas reglas han sido cuidadosamente establecidas para que the winner takes it all –el ganador se quede con todo-.

La propia palabra secreta es repugnante en una sociedad libre y abierta, nos hemos opuesto como pueblo inherentemente e históricamente a las sociedades secretas y juramentos secretos. Y a procedimientos secretos. Porque nos enfrenta en todo el mundo una conspiración monolítica y despiadada, que se basa principalmente en medios encubiertos para expandir su esfera de influencia, basada en infiltraciones en lugar de invasión, en su elección en lugar de elecciones, en intimidación en lugar de libre elección. Es un sistema que ha construido vastos recursos humanos y materiales para construir una maquinaria eficiente, una maquinaria estrechamente entretejida que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, económicas, científicas, y políticas. Sus preparativos son ocultos, no se publican, sus errores son enterrados, no salen en los periódicos, sus disidentes son silenciados no elogiados, no se cuestionan los gastos, no se revelan los secretos. El por eso, que el legislador ateniense Salom decretó delito que los ciudadanos se desentiendan de las controversias públicas. Pido su ayuda en la labor de informar y alertar a la población norteamericana, confiando que con su ayuda los hombres serán como han nacido: libres e independientes. [John F. Kenedy]

Lo explicaré de forma muy simplificada. La Reserva Federal, un banco privado independiente jamás auditado, tiene el control y la capacidad de inyectar liquidez, esto es, imprimir dinero y distribuirlo en Estados Unidos. Además de conceder créditos con intereses, por ejemplo, al propio estado norteamericano para financiar las guerras de Iraq y Afganistán. Cosa que viene haciendo ya desde antes de la Guerra de Vietnam.

También, es la entidad que ofrece capital a los propios bancos, convirtiéndose así en subsidiarios de la misma. De esta forma, el juego es simple, la Reserva Federal inunda de capital el mercado, las instituciones públicas y privadas, y la sociedad durante un lapso amplio de tiempo, para luego cortar de raíz la financiación o crédito y pasar exigir que la devolución de los prestado. Consecuentemente, los bancos y otras entidades que no pueden afrontar los pagos, quiebran. Casos de Lehman Brothers, Freddie Mac y Fannie Mae (2008). De esta manera, la propia Reserva Federal y su verdadero entramado bancario afianza su hegemonía al hacer tabla rasa, eliminar competencia, y apropiarse de, o intervenir a, bienes inmuebles y entidades ¿Nos suena esto? Sí. Grecia, Irlanda, Portugal… otras ‘entidades’ que no pueden afrontar los pagos. Evidentemente propiciado por sus homólogos en Europa y el Mundo: Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mecanismo de devaluación del dinero en la sociedad estadounidense viene determinado también por la Reserva Federal. Es decir, tienen la capacidad de poner precio al dinero, y con ello regular tanto los ingresos del ciudadano como el valor de sus propiedades. ¿Nos suena esto? Sí. Las agencias de Rating Standards & Poor, Fitch y Moody’s desempeñan esta misma labor de devaluación sobre los estados, su bienestar social y sus políticas económicas. Mediante la devaluación de la calidad de la nota, consiguen un mayor porcentaje de interés para los inversores.

La verdad es que un grupo de los centros financieros es dueño del gobierno desde los días de Andrew Jackson. [Franklin Roosevelt]

Por todo ello, cuando se habla de crisis, se debería hablar de estafa, y cuando se habla de falta de liquidez y crédito, se debería hablar de fin de ciclo de un plan secretamente urdido por la élite, haciendo tremendamente vigente la visión distópica de John F. Kenedy anteriormente citada.

El mundo está gobernado por personajes muy distintos a los que la gente se imagina que no está detrás de la escena[Benjamin Dislaeli]

En plena crisis, tras cuatro años de idas, venidas y políticas de austeridad, es hora de alzar la voz al unísono, divulgar sin miedo esta verdad, conquistar el espacio público, recurrir a la desobediencia cívica y pacífica, y exigir que existan crímenes económicos contra la humanidad, situándolos a la misma altura que los crímenes de guerra y el genocidio. Para empezar debemos desenmascarar a esa élite que yace en la sombra, y para hacer justicia exponerlos públicamente y, en última instancia, promover una acción ciudadana coordinada para llevarlos ante los tribunales desde 1910 hasta la actualidad.

Ante la negativa gubernamental de crear un banco central estadounidense, en 1907, J. P. Morgan con su poder de influencia hizo correr el rumor que un banco de Nueva York era insolvente y que estaba quebrado. Sabía que esto causaría histeria masiva y que a la vez esto afectaría a otros bancos, y así fue. El público, temiendo perder sus depósitos, comenzó a retirar masivamente su dinero, y consecuentemente los bancos se vieron forzados a reclamar y cancelar sus préstamos a la población, obligando a vender sus productos y así comenzó una espiral de quiebras, reposesiones y desorden. En 1910 hubo una reunión secreta en Jekyll Island, en las costas de Georgia, donde se redactó la ley del banco central, llamada Acta de la Reserva Federal. Fue escrita por banqueros, no legisladores. Fue entonces entregada a su promotor Nelson Aldrich, quien estaba casado con la hija de Rockefeller, para introducirla en el congreso estadounidense. Y en 1913, Wilson fue presidente con el apoyo bancario, habiendo aceptado firmar la nueva legislación a cambio de apoyo en su campaña de banqueros como J.D. Rockefeller, J.P. Morgan, Paul Warburg, o Baron Rothschild.

Pero, ¿Qué es realmente un banco central? Es una institución que produce la moneda de una nación entera. Basados en el precedente histórico, existen dos poderes específicos intrínsecos en las prácticas del banco central. A) el control de las tasas de interés b) el control de suministro de dinero (inflación). El banco central no solo provee dinero a la economía de un gobierno, sino que se lo presta con interés. Así pues, aumentando o disminuyendo el suministro de dinero, el banco central regula el valor del dinero. Es crucial entender que la estructura entera de este sistema puede producir una solo cosa a largo plazo: deuda. O lo que es lo mismo, el plan de una estafa. Cada céntimo prestado, lo es con interés. Y como el banco central tiene el monopolio para producir la moneda, para pagar cada préstamo ¿de dónde sale el dinero? Solo puede venir nuevamente del Banco Central. Lo que significa que el Banco Central tiene que incrementar su suministro de dinero para temporalmente cubrir la deuda creada, y puesto que este dinero es también prestado con interés, crea más deuda. El resultado final de este sistema es la esclavitud, porque es imposible para el gobierno y para el público, salirse de este círculo vicioso.

Creo que las instituciones bancarias son más peligrosas que un ejército… si el pueblo americano alguna vez permite a los bancos privados controlar la emisión de moneda, los bancos y corporaciones que crecerán alrededor de ellas privarán al pueblo de su propiedad, hasta que sus hijos despierten sin casa en el continente que sus padres conquistaron. Si quieren seguir siendo esclavos de los banqueros y pagar por el coste de su propia esclavitud, permitidles que sigan creando el dinero y controlando el crédito de la nación[Sir Josiah Stamp]

Nuestra gran nación industrial está controlada por el sistema de crédito. Nuestro sistema de crédito está concentrado en manos privadas. El crecimiento de la nación y por consiguiente de todas nuestras actividades están en manos de unos pocos hombres, quienes por motivos de sus propias limitaciones, congelan, frenan y destruyen la genuina libertad económica. Nos hemos transformado en uno de los peor gobernados, uno de los más completamente controlados de los gobiernos del mundo civilizado. Ya no hay gobierno de libre opinión. Ya no hay gobierno de convicciones y de voto de las mayorías sino un gobierno de la opinión y coacción de un pequeño grupo de hombres dominante[Woodrow Wilson]

Desgraciadamente, la visión de J.F. Kenedy, y los avisos, entre otros, de Louis McFadden Y Roosevelt, están a la orden del día de una manera provocado por el plan bancario de la globalización del sistema financiero. Pero, revelando sus mecanismos de acción y sus instituciones instrumentalizadas, el ciudadano puede ponerle fin a la estafa, el miedo, y el abuso, basado en la unión de los ciudadanos frente a banqueros y políticos (en algunos casos una misma cosa, ejemplo de las cajas españolas dirigidas por políticos, último caso Bankia y Rodrigo Rato), la coordinación y la rebeldía cívica pacífica, y la coordinación de acciones legales contra los responsables por vía judicial, tal como hizo ver Islandia. Y, en últimas instancias, proceder al retirar el capital de los bancos y, como nación soberana, forzar a los gobiernos  negarse a devolver el crédito de deuda ilegítima, un dinero ficticio. Finalmente, instar a legislar la emisión de dinero como vehículo independiente al servicio del Estado, para el control de los flujos de capital, evitando así que siga en manos de una élite no democrática, y suspendiendo todos las instituciones asociadas a esta función, como las agencias privadas de rating. Solo de esta forma, la soberanía residirá en un pueblo libre.

Articulos similares:

Licencia Creative Commons
Crímenes económicos contra la humanidad por José María Pérez Sánchez (Licenciado en Filologías Inglesa e Hispánica), a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About JM.Persánch

ESPAÑOL -------------- Licenciado en filologías inglesa e hispánica por la Universidad de Cádiz; fue estudiante internacional en the University of Birmingham (Reino Unido), TA y estudiante internacional simultáneamente en Amherst College (EEUU, MA.); Doctor en Estudios Hispánicos porla Universidad de Cádiz. Mi área de investigación es interdisciplinar. Tengo interés en estudios culturales, estudios fílmicos, sociología e identidades comparadas, lengua y literatura, lingüística y el andaluz, entre otros temas. Actualmente soy instructor de español en la University of Kentucky (EEUU, KY), director fundador y coordinador del grupo literario palabras indiscretas , cónsul de la provincia de Cádiz (España) de poetas del mundo, editor de la revista literaria palabras indiscretas (RLPI) y colaborador permanente de la sección de estudios hispánicos y co-editor en la revista digital de humanidades Sarasuati. Hago de revisor en revistas académicas como Nomenclatura, LL Journal y UDP. * * * * * ENGLISH --------------- I graduated in both English and Hispanic Philology at Universidad de Cádiz, Spain, previously an International Student at the University of Birmingham (England, U.K) in 2005-06, and in 2006-07 simultaneously TA and International Student at Amherst College (MA, U.S.A.). PhD in Hispanic Studies from the Universidad de Cádiz, Spain. My research field is interdisciplinary, the objects of which are the Latino and White identities in Films. I am interested in Cultural Studies, Film Studies, Sociology and Comparative Identities, Language and Literature, and Andaluz among other subjects. Currently, I am Instructor of Spanish at the University of Kentucky (KY, U.S.A.), Founding Director and project co-ordinator of the Literary Group Palabras Indiscretas (GLPI), Consul of the Province of Cadiz for Poetas del Mundo, Editor of the Literary Journal Palabras Indiscretas (RLPI), and permanent contributor to Hispanic Studies and Co-editor for the e-Journal of Humanities Sarasuati. And Revisor Peers Review in academic journals such as Nomenclatura, LL Journal and UDP. * * * * *

Leave a comment

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Your email is never shared. Required fields are marked *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD