LA NOVELA NEGRA DE DICTADURA EN BRASIL Y ARGENTINA: UN PANORAME DEL GÉNERO COMO MEDIO DE PROTESTA A LOS RÉGIMENES DICTATORIALES

Novela negra

 

 

 

 

 

       

Durante los años sesenta y setenta  Latinoamérica produjo a través de escritores como Borges, Gabriel García Márquez, Pablo Neruda y Jorge Amado una  literatura de prestigio centrada en el realismo mágico y lo fantástico. A su vez, acontecimientos históricos sociales posibilitaron la creación de otras técnicas literarias tales como lo utópico, la fragmentación, el sentido doble y el lenguaje irónico. Las novelas negras, policiacas y de la dictadura fueron un de los diversos géneros literarios que contribuyeron con la denuncia de la censura, crímenes, asesinatos, secuestros y atrocidades del gobierno militar. Este género se prestó bien como forma de protesta debido a su lenguaje escamoteado.

Este ensayo nace con el propósito de dar un panorama  de la narrativa novelesca concebida en Brasil y Argentina en las dictaduras de los años 70 y 80 y también de novelas pos dictadura que también trataron el mismo tema. Se enfoca en las técnicas literarias y del lenguaje aportadas por Ricardo Piglia en Respiración artificial (1980), Érico Verissimo Incidente en Antares (1971), Renato Tapajós Camara lenta (1979), Carlos Heitor Cony O beijo da morte (2003), Martin Khoan en Dos veces junio (2002) y Antonio Callado en Reflexos do baile (1972) como instrumento de protesta y denuncia a la represión cultural y literaria en los dos países. Este trabajo busca una aproximación comparativa de las novelas aquí citadas y es una propuesta de acercamiento al ámbito literario de dos naciones diferentes, pero víctimas de un mal común  que hizo aflorar la producción de una denuncia directa, aunque disfrazada, bajo y después de las sangrientas dictaduras que padecieron.

Argentina y Brasil sufrieron duras dictaduras en los años 70 y 80, lo cual destrozaron su libertad en estas décadas históricas. Juntamente, con ayuda de los Estados Unidos, muchos países en el continente latinoamericano fueron sometidos a gobiernos opresores y políticas de control. Concretamente, en las siete primeras horas del uno de abril de 1964, se llevó a cabo el segundo golpe militar en territorio brasileiro[1], un golpe fomentado y financiado por el gobierno estadounidense por medio de la Cia y órganos de investigación del ejército norteamericano. También, el veinticuatro de marzo de 1976, Argentina padece su sexto golpe militar con consecuencias terribles.(aportar más de la historia de los golpes argentinos)

Política y literatura siempre van de la mano. La censura cultural y literaria es una de las primeras medidas adoptadas por todos los gobiernos dictatoriales para acallar la voz del pueblo y la disidencia frente a la opresión. A pesar de esto, la vida siempre se abre paso y la novela de  dictadura y resistencia ha sido uno de los mecanismos más usados en América Latina como vía de denuncia de los inúmeros crímenes acometidos.

En este sentido, Ricardo Piglia en Respiración Artificial (1980) explora el género policiaco, que tanto afligió y aún tiene sus secuelas en el nuevo continente dictatorial.

Piglia desarrolla un lenguaje escamoteado, lleno de doble sentido, con intuición para lograr que su novela pase por la criba de la censura argentina. Piglia consiguió el gran hecho de esconder una denuncia directa a la dictadura argentina a través del uso de relatos biográficos de sus personajes en una obra de testimonio.

Piglia denuncia el terror que el Estado está produciendo en la sociedad argentina y  lo compara el régimen  militar a una maquinaria de terror que encajeraban, torturaban y mataban a sus opositores: “el modelo clásico del estado convertido en instrumento de terror. Describe la maquinaria anónima de un mundo donde todos pueden ser acusados y culpables” (194).

Cuando Piglia torna la realidad en ficción, abre la puerta a una denuncia sin censura, libre y abierta. Ese tipo de técnica fue bien desarrollada por muchos escritores latinoamericanos durante los gobiernos de dictadura. (Como por ejemplo)

La mímesis de la realidad opresora fue tratada de forma fantástica a través de correlatos en Respiración artificial. Temas como la censura, la violencia y la tortura son aportadas de manera utópica por ejemplo, la carta que escribe el personaje Enrique Osorio contiene el bosquejo de una novela futura concebida en el pasado: “He pensado una utopía: narrare ahí lo que imagino ser lo porvenir de la nación” (62).Enrique escribe eso en 1850, pero en su bosquejo habla de la violencia del gobierno militar que ocurriría 120 años después. Piglia da vida a un juego entre el pasado y el futuro. Crea la denuncia en las entrelíneas de su novela, usando los dos personajes que se intercambian cartas, las cuales se envían en el pasado y se leen en el futuro. La utopía es el arma más potente del autor para denunciar de manera sucinta el régimen opresor. El uso de las utopías también está presente en obras de novelistas brasileiros contemporáneos a Piglia. En Respiración artificial, el discurso historiográfico ficcional fue muy importante como estrategia de denuncia. Piglia usa los fragmentos de la historia argentina y a través de los mismos estructura su novela. La ficción, mezclada con historia, nace por medio del diálogo de sus personajes. No menos importante es el uso de fechas en la novela que curiosamente son 1850 y 1970  y coinciden con dos de las seis dictaduras militares que vivió Argentina.

El juego con las fechas es importante, pues lo mismo funciona como una cuerda que ata lo que está entre líneas, trayéndolo a la superficie en un movimiento espiral de las páginas del texto literario. La lectura se torna algo de doble sentido y, como consecuencia, despierta la curiosidad del lector que en realidad descodifica un mensaje dentro de otro mensaje. Esa técnica facilita el encubrimiento del mensaje propuesto por el escritor.

El diálogo se da en Respiración artificial de forma utópica ya que el único lugar posible de comunicación entre sus personajes es el futuro. Con eso, Piglia aleja su ficción del eminente peligro de la censura. Crea una novela de ficción en la que sus personajes están ubicados en un diálogo temporal entre presente, pasado y futuro, escamoteando de forma brillante su mensaje.

El uso de la utopía también se nota en Incidente en Antares (1971) donde los personajes son difuntos y olvidados  perecen sin ser sepultados  de modo que empiezan denunciar  a los vivos. Entre los muertos hay un joven, un abogado y una profesora que fueron asesinados durante un interrogatorio policial. Esos personajes hacen alusión a los tres niveles de la sociedad que más sufrieron bajo la dictadura en Brasil.  Es decir, la persecución a través del joven torturado. La falta de respeto a las leyes democráticas está personificada por el abogado[2] y la censura cultural a través de la profesora. Los personajes difuntos de Verissimo aportan una idea de libertad que puede traspasar cualquier ley o censura. Los muertos son quienes observan las actitudes de los vivos y las denuncian al lector. Lo fantástico, la muerte y la delación son temas que el autor paulista desarrolla con pericia. ¿Quién puede censurar a los muertos? ¿Cómo matar a alguien que ya está muerto? Valiéndose de lo fantástico y de la muerte, su novela consigue pasar la censura brasileira y finalmente se publica en 1971. Publicada en Brasil en plena dictadura, también experimentaron el lenguaje disimulado e indirecto como forma de denuncia frente al régimen opresor en aquel país. Tanto Piglia como Verissimo exploraran en sus novelas un alejamiento de la narrativa realista y político social.( como es lo testimonial en Piglia? Un alejamiento de la narrativa realista?) Recurren a lo fantástico como ruta alternativa de su intención de denuncia y lograran con éxito su objetivo principal: la delación.

 Ya en O beijo da morte (2003), que aun habiendo aparecido publicada en el siglo XXI, tiene como trasfondo los acontecimientos de los años sesenta y setenta. Cony crea una mezcla de ficción y realidad donde la trama se manifiesta a través del asesinato de tres presidentes brasileiros[3]. Cony narra los acontecimientos con histórica precisión,  pues tiene la intuición de sacar la verdad que está detrás de los acontecimientos mal investigados por el gobierno (aportar las investigaciones del gobierno). En su narrativa, el género reportaje-testimonio está presente por toda la novela. La trama se da por medio de un reportero que necesita esclarecer los asesinatos de tres personajes importantes en el escenario político nacional. Cony inventa un periodista  que funciona como la conexión entre los datos ya históricos de las muertes de los presidentes con la denuncia. Su personaje busca por medio del testimonio de otras personas encontrar la verdad por detrás de la historia ya contada y una verdad que no existe, o sea no existe en los reportes de las investigaciones del gobierno sobre los asesinatos de los presidentes. Crímenes esos, no probados dado a la “ de archivo”. La crítica a las atrocidades cometidas por el gobierno, incluso el asesinato de Juscelino Kubitschek y el presidente Jango, se percibe a través de la crónica del reportero. La peripecia detectivesca y la consiguiente investigación son notables en las páginas de O beijo da morte  sirven para matizar la denuncia de los asesinatos.

En Dos veces junio (2002) de Martín Kohan, La narrativa se manifiesta a través de un narrador nada convencional, pues no es la víctima quien cuenta su historia sino su torturador. La historia aparece narrada a través de un conscripto que en realidad es el torturador que participa en las sesiones de tortura de los prisioneros de la dictadura argentina. La novela se narra desde la perspectiva de un soldado que forma parte del lado torturador y no hace alusión a las atrocidades y secuestros practicados por el ejército argentino.

Kohan desarrolla una narración neutra a las atrocidades, eliminando el sentimiento de su personaje, y con eso logra el propósito de contar las crueldades cometidas por el gobierno argentino. Un ejemplo de la neutralidad emotiva se ve bien en la pregunta hecha por un  militar en comunicación con sus superiores.: “¿A qué edad se puede empesar[4] a torturar un niño?” (1).

La tortura y la muerte son temas que no aparecen explícitamente en el texto sino recubiertos de ambigüedad. A veces, el narrador conscripto deja la neutralidad y empieza a emitir juicios de valor sobre los acontecimientos que suceden en determinados momentos de la novela. El hecho de que la novela esté llena de códigos y automatizaciones critica la frialdad calculista de los procedimientos de los militares. La tortura en Dos veces junio es mensurable.

La tortura y secuestro también las denunció  el novelista brasileiro Antonio Callado en  Reflexos do baile (1976).Y eso lo hace a través de un lenguaje irónico que es la característica principal de su novela. Callado introduce la ironía en su ficción con el propósito de escamotear su verdadera intención de denuncia de la opresión del régimen militar brasileiro. La trama aparece a través de Juliana, que es el personaje principal y también hija del embajador brasileiro. Luego, después de la muerte de su novio Roberto, ella decide llevar a cabo el secuestro del embajador norteamericano[5]. La historia está repleta de amor, revolución y muerte de los rebeldes y esa es la estrategia usada por el autor para conseguir la publicación de su novela bajo los famosos años de chumbo[6] brasileiros.

Tanto en Brasil como en Argentina, la producción literaria sufrió golpes fortísimos en su libertad de expresión. Cantantes como Chico Buarque y escritores como Paulo Freire fueron obligados a dejar su país debido a sus obras. La dictadura no solo intentó destruir la intelectualidad en América Latina sino que también lo logró. La hazaña de conseguir matar la propia muerte fue uno de sus hechos más aterrorizadores,  y eso fue posible a través de los secuestros e incalculables asesinatos. Argentina y Brasil sufrieron graves consecuencias debido a los golpes militares que vivieron.

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Obras Citadas

 

Berg, Edgardo H, Nancy Fernández, and Martín Kohan. “Review of Dos Veces

Junio.”Hispamérica 32.94 (2003): 119-120. Print.

Callado, Antônio.  Reflexos Do Baile. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 1977. Print.

Chalhoub, Sidney, and Leonardo A. M. Pereira. A História Contada: Capítulos De História

Cony, Carlos and Anna Lee. O Beijo Da Morte. Rio de Janeiro, RJ: Objetiva, 2003. Print.

Piglia, Ricardo. Respiracion Artificial. Buenos Aires: Grupo Editorial Planeta, 2001. Print.

Social Da Literatura No Brasil. Rio de Janeiro, RJ, Brasil: Editora Nova Fronteira, 1998. Print.

Tapajós, Renato. Em Câmara Lenta: Romance. São Paulo: Editora Alfa-Omega, 1979. Print.

Veríssimo, Erico. Incidente Em Antares. Pôrto Alegre: Globo, 1971. Print.


[1] El primer golpe de estado se produce en 1932 por el presidente Getulio Vargas.

[2] Muchos abogados fueron asesinados en Brasil por intentar un embate legal en contra el gobierno dictatorial.

[3] Los presidentes Brasileiros asesinados fueron Juscelino Kubitscheck en, Jango en y Carlos Lacerda en cuales eran figuras de oposición al régimen militar.

[4] El error ortográfico lo escribe el autor con el propósito de criticar al ejército argentino en el sentido de la falta de preparo de sus integrantes.

[5] Durante la dictadura Brasileira, muchos embajadores de otros países fueron secuestrados. Los secuestros, eran usados como moneda de cambio por presos políticos.

[6] Los años de “chumbo” en Brasil fueron los anos de los hechos institucionales A1 hasta el A5 donde los generales-presidentes suprimían la libertad del pueblo a través  de políticas de tortura, secuestro y asesinato a sus opositores.

Articulos similares:

    Sin coincidencias

Licencia Creative Commons
LA NOVELA NEGRA DE DICTADURA EN BRASIL Y ARGENTINA: UN PANORAME DEL GÉNERO COMO MEDIO DE PROTESTA A LOS RÉGIMENES DICTATORIALES por Fabricio Silva, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About Fabricio Silva

Education: Ph.D Candidate in Hispanic Studies at the University of Kentucky. Master's degree in Languages, Literatures, and Linguistics from Indiana State University in 2010. Research: Latin American literature and culture including its social movements. As a focus of my research, I am working on a comparative study between the literary and cultural productions in Brazil, Argentina and Chile under and after their military dictatorships in the 60s and 80s. Also, discussing which influence those military regimes had on those literary productions during and after the regimes. I believe a research work toward this topic would help to create an approximation of Brazilian and Spanish American literature through a historical common point” the military regimes”. Also, would explore a new slope not yet fully discussed by researchers interested in Spanish American and Brazilian literature comparative studies. Other Research Interests: The mechanisms of oppression in democracy: the discourse of power in Foucault. Dictatorial power in Latin American Narrative: An analysis of the manifestations of power and its consequences in the South American continent. Brazilian and Mexican Social movements: Cangaço, Canudos and Mexican Revolution. Bilingualism and its cognitive benefits. Raising Bilingual children the Mytth of "Language delay".

Leave a comment

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Your email is never shared. Required fields are marked *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD