LOS MITOS DE TIZIANO II

En esta segunda parte de nuestro artículo dedicado a los mitos de Tiziano1 nos ocupamos de los cuadros en que la diosa Venus desempeña el papel de protagonista.

Venus y Cupido

En este cuadro, pintado hacia 1515 y conservado en la londinense Wallace Collection, contemplamos a Venus, que acaricia a un Cupido muy pequeño con una flecha en la mano; el arco del dios queda en el suelo a la derecha.

Venus y Cupido

Venus y Cupido

La iconografía de Cupido, identificado con el dios griego Eros (llamado Putto en el campo del arte cuando es un motivo ornamental), lo representa como un niño o un joven alado y armado con arco y flechas. Al dios se le atribuyen diversas genealogías; una de ellas lo hace hijo de la diosa del amor, Venus o Afrodita. Se le representa armado con una antorcha o con flechas que pueden provocar el amor, si son de oro, o el desamor, si son de plomo.

Amor sacro y amor profano

Este cuadro fue pintado sobre 1515-1516 por Tiziano y se conserva en la Galleria Borghese. Representa a dos mujeres junto a un estanque, la de la izquierda vestida, la otra casi desnuda; entre ellas un amorcillo mete la mano en el agua del estanque.

Esta obra ha sido objeto de diversas interpretaciones, aunque sólo nos referiremos a dos. Una de ellas deriva del que es, al parecer, el título original: Venus y la doncella; la mujer vestida sería una novia, como se puede suponer por algunos detalles como el fino velo que cubre sus hombros o la ramita de mirto en sus manos; mientras, la mujer desnuda sería la diosa Venus, que la asiste en los momentos previos al matrimonio.

Amor sacro y amor profano

Amor sacro y amor profano

Otra interpretación del cuadro procede del nombre por el que es conocido habitualmente: la mujer vestida representaría al amor profano y su carácter de amor terrenal vendría subrayado por las joyas que contiene una vasija que sostiene en la mano; y en cambio la mujer desnuda simbolizaría el amor sacro y lo indicaría el humo que sale con dirección al cielo de la lámpada de su mano izquierda. La imagen derivaría de las ideas neoplatónicas y procedería, en último término, del propio Platón, que distinguía entre una Afrodita Urania, la del amor puro, y una Afrodita Pandemo, la del amor vulgar.

Venus sale del mar

Este cuadro, pintado hacia 1520 y conservado en la National Gallery escocesa de Edimburgo, representa a la diosa Venus desnuda con el agua hasta medio muslo, mientras se arregla el cabello con ambas manos; en el mar se ve además una concha.

Venus en el baño

Venus sale del mar

En la mitología clásica la diosa Venus (Afrodita para los griegos) nació en el mar, concretamente de la espuma que se formó alrededor de los genitales de Urano; éste fue emasculado por Saturno (Crono), su propio hijo. Los Céfiros, vientos favorables, la llevaron a la isla de Citera y después a Chipre, donde la recibieron las Horas.

Marte, Venus y Cupido

Este cuadro fue pintado hacia 1530 y se conserva en el Kunsthistorisches Museum de Viena. Vemos a Venus y Marte besarse, mientras en el cielo Cupido prepara una flecha.

Marte, Venus y Cupido

Marte, Venus y Cupido

Cuenta la tradición mitológica que la bella diosa Afrodita está casada con el dios Hefesto, feo, contrahecho, sucio de trabajar en la fragua. Pero ella se enamora pronto de Ares y se convierte en amante del dios de la guerra. Helio, el sol, que todo lo ve, informa del adulterio al marido. Hefesto fabrica una red metálica invisible con la que los amantes son capturados, mientras se encontraban en el tálamo. Hefesto llama a los demás dioses, para que avergüencen a los adúlteros; las diosas se niegan por pudor, pero los dioses se burlan de Hefesto. Al final, Hefesto libera a los prisioneros, y Ares se refugia en Tracia y Afrodita en Chipre. Pero su marido no la repudia, porque no quiere verse privado de tan bella esposa.

Alegoría conyugal

La Alegoría conyugal, llamada erróneamente Alegoría de Alfonso de Ávalos, marqués del Vasto, se conserva en el Museo del Louvre y fue pintada hacia 1530. Los personajes representados son Marte, Venus, Vesta e Himeneo, los dos primeros serían un trasunto de Alfonso de Ávalos y de su esposa.

  • Alegoría conyugal

    Alegoría conyugal

Sobre los amores de Marte y Venus baste lo que acabamos de decir. Por su parte, Himeneo es la divinidad que preside el cortejo nupcial y puede ser la personificación del canto nupcial del mismo nombre; sus atributos habituales son una antorcha, una corona de flores y una flauta. Por su parte, Vesta es la diosa del fuego del hogar; se identifica con la griega Hestia, que obtuvo de su padre Zeus mantenerse virgen y recibir culto en todas las casas y templos.

Venus de Urbino

La Galería de los Uffizi alberga este cuadro pintado en 1538. En él Venus está recostada y mira desde el primer plano al espectador. A su espalda vemos, además de un perrillo, a dos criadas introduciendo ropa en un arcón.

Venus de Urbino

Venus de Urbino

Venus del Prado

Este cuadro conocido como Venus del Prado o, de manera errónea, Júpiter y Antíope debió de ser pintado a comienzos del segundo tercio del siglo XVI; se conserva en el Museo del Louvre. En torno a un árbol se hallan diversos personajes: por la izquierda llegan al lugar parte de los participantes (hombre que hace sonar el cuerno y hombre con perros) en una cacería que se desarrolla en el fondo de la parte derecha y se entrometen en una escena báquica o erótica donde dos individuos que parecen dos sátiros se encuentran con dos mujeres; a la izquierda del árbol uno permanece sentado de espaldas junto con una mujer, mientras que a la derecha otro contempla la desnudez de otra mujer que, al parecer, es Venus.

Venus del Prado

Venus del Prado

La caracterización como sátiro del personaje de la derecha que contempla a la mujer desnuda ha hecho suponer que se trataba de Júpiter que observa a Antíope, antes de seducirla. De ella nacerán los gemelos Anfión y Zeto, los constructores de las murallas de Tebas.

Venus se recrea en la música

De este cuadro se conservan cinco versiones (pintadas entre 1548 y 1570): dos en el Museo del Prado y sendas versiones en la Gemäldegalerie der Staatlichen Museen (Berlín), en el Museo Metropolitano de Arte (Nueva York) y en el Museo Fitzwilliam (Cambridge). Los cuadros presentan algunas variantes: a la izquierda, está el músico, que es un organista o un intérprete de laúd; a la derecha hay un perrito o el dios Cupido; en el centro Venus, recostada desnuda, está atenta a la música, al perrito o a Cupido; en el fondo se aprecian elementos variados que tienen probablemente sentido simbólico. Propiamente no se trata de un tema atestiguado en la Antigüedad clásica, sino de una invención de Tiziano.

Venus y la música  (h. 1548). Museo del Prado

Venus y la música (h. 1548). Museo del Prado

 

 

Venus con un espejo

Este cuadro, que se data hacia 1555 y que se exhibe en la National Gallery of Art de Washington, presenta a la diosa contemplándose en un espejo que sostiene un amorcillo, mientras que otro amorcillo la corona.

Venus con un espejo

Venus con un espejo

Venus venda los ojos a Cupido

Hacia 1565 realizó Tiziano este lienzo que puede contemplarse en la Galleria Borghese: Venus venda los ojos a Cupido, que está de espaldas, mientras otro amorcillo se apoya sobre su hombro; en el cuadro aparecen dos mujeres, una de las cuales sostiene el arco del diosecillo y la otra el carcaj con las flechas.

Venus venda los ojos a Cupido

Venus venda los ojos a Cupido

A modo de conclusión

La dilatada carrera de Tiziano le permitió tocar, dentro del campo mitológico, gran variedad de temas y personajes: Ariadna, Flora, Orfeo, Polidoro, Sísifo, etc. El veneciano pintó además variaciones o momentos diversos del mismo mito: Diana y Acteón, el nacimiento y la muerte de Adonis, Tarquinio y Lucrecia, los numerosos cuadros sobre Venus, etc. Un buen número de estas obras se agrupa, como se ha visto, bajo diversas etiquetas temáticas: Las furias,2 encargadas por María de Hungría, Las poesías3 por encargo de Felipe II o las tres obras encargadas por Alfonso I de Este.

Los obras de los autores antiguos ilustran a Tiziano sobre esos mitos: las Metamorfosis de Ovidio o a las descripciones de cuadros escritas por Filóstrato, por ejemplo. Hay obras y motivos, sin embargo, que tienen otras fuentes de inspiración o que proceden de la propia imaginación del pintor y que amplían el mundo antiguo ideal que pretende representar; son las que el propio Tiziano llama “fabulosas invenciones”.

Bibliografía

Bonnefoy, Yves, ed. Diccionario de las mitologías, vol. II, Grecia. Barcelona: Destino, 1996.

Checa Cremades, Fernando. “Tiziano, Venus, la música y la idea de la pintura”. Quintana 4, 2005, 83-97.

Falcón Martínez, C. Fernández-Galiano, E. y López Melero, R. Diccionario de la mitología clásica 1-2. Madrid: Alianza Editorial, 1980.

García Gual, Carlos. Introducción a la mitología griega. Madrid: Alianza Editorial, 1992.

Graves, Robert. Los mitos griegos 1-2. Madrid: Alianza Editorial, 1985.

Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Barcelona: Ed. Paidós, 1984.

—, La mitología griega. Barcelona: Ed. Paidós, 1989.

Martínez, Sebastián, “El mito de Perseo y Furia de Titanes”, en www.sarasuati.com (12 IV 2010).

—, “Los monstruos clásicos de Furia de Titanes”, en www.sarasuati.com (4 VII 2010).

—, “Amazonas, mito y leyenda”, en www.sarasuati.com (22 XI 2010).

—, “Immortals y el mito de Teseo”, en www.sarasuati.com (13 V 2012).

—, “El rapto de Europa I”, en www.sarasuati.com (29 XIII 2013).

—, “El rapto de Europa II”, en www.sarasuati.com (11 V 2014).

—, “Las Furias, de torturadoras a víctimas”, en www.sarasuati.com (22 I 2014).

—, “Hércules, el origen de la leyenda, un filme contra la mitología”, en www.sarasuati.com (26 I 2014).

— , “’Hércules (2014)': la película y la mitología clásica” , en www.sarasuati.com (11 IX 2014).

— , “En el décimo aniversario de “Troya” de W. Petersen”, en www.sarasuati.com (15 XI 2014).

—, “Las poesías de Tiziano”, en www.sarasuati.com (10 XII 2014).

—, “Los mitos de Tiziano I” en www.sarasuati.com (15 I 2015).

Ruiz de Elvira, Antonio. Mitología clásica. 2ª ed. Madrid: Editorial Gredos, 1982.

Schwab, Gustav. Las más bellas leyendas de la Antigüedad clásica. 2ª ed. Madrid: Gredos, 2011.

Notas

1 “Los mitos de Tiziano I” en www.sarasuati.com (15 I 2015).

2 Cf. Martínez, Sebastián. “Las Furias, de torturadoras a víctimas”, en www.sarasuati.com (22 I 2014). Se puede consultar en el siguiente enlace: ENLACE.

3 Cf. Martínez, Sebastián. “Las poesías de Tiziano”, en www.sarasuati.com (10 XII 2014). Se puede consultar en el siguiente enlace: ENLACE.

Las ilustraciones proceden de Wikimedia Commons (commons.wikimedia.org) y son de dominio público.

Articulos similares:

Licencia Creative Commons
LOS MITOS DE TIZIANO II por Sebastián Martínez García (Dr. en filología clásica), a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About Sebastián Martínez

Doctor en filología clásica y catedrático de griego, ha publicado artículos y reseñas en revistas especializadas (Cuadernos de Filología Clásica, Prometheus, L’Antiquité classique, entre otras).

Comments are closed.

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD