WILLIAM-ADOLPHE BOUGUEREAU: MITO Y ACADEMIA II

En esta segunda parte del artículo dedicado a la mitología en la pintura de Bouguereau nos ocupamos de los numerosos cuadros cuyo protagonista es Eros.

Putto sobre un monstruo marino

Hacia 1857 Bouguereau pintó este eros, cupido o putto que cabalga recostado sobre un monstruo, mezcla de caballo, buco y pez, que surca las aguas.1

Putto sobre un monstruo marino

Putto sobre un monstruo marino

 

La relación entre el amor y el mar ya ha sido objeto de nuestra atención en la primera parte de este artículo, cuando nos ocupábamos del cuadro El nacimiento de Venus.2

Joven defendiéndose de Eros

En este cuadro de 1880 que se conserva en el Getty Center de Los Ángeles tenemos a una joven sentada de perfil y desnuda hasta la cintura que apoya sus manos sobre el pecho de un pequeño Eros, que trata de herirla con una flecha.

Joven defendiéndose de Eros

Joven defendiéndose de Eros

Susurros de amor

Este óleo de 1889 presenta a una joven sentada apoyando el codo derecho en una vasija; parece hablarle al oído un Cupido que revolotea a su espalda.

Susurros de amor

Susurros de amor

Psique y Eros

En 1889 pintó Bouguereau este cuadro en que se representa a Psique y a Eros en el aire: él la abraza y la mira con arrobo, mientras ella cierra extasiada los ojos.

En el mito, Psique es la menor y la más bella de tres hermanas; es con mucho la joven más bella de toda la tierra. Por eso despierta la envidia de la diosa Afrodita, que envía a su hijo Eros, para que la hiera con una de sus flechas y la obligue a enamorarse de un hombre espantoso. Pero Eros se enamora de ella y la lleva consigo.

Psique y Eros

Psique y Eros

Eros sólo se reúne con Psique por la noche, en total oscuridad, para evitar que su madre descubra que no ha cumplido sus órdenes. Psique no sabe con quién convive durante la noche, pero está muy enamorada. No obstante, echa de menos a sus hermanas y les cuenta su experiencia.

Ellas le aconsejan que para saber quién es su amante, encienda un candil después que se duerma. Así lo hace Psique, pero del candil cae una gota de aceite sobre la cara de Eros. Él se despierta y al verse traicionado por su amada, la abandona.

Psique quiere recuperar el amor de Eros y ruega a Afrodita; ésta le impone cuatro trabajos dificilísimos; supera, no obstante, los tres primeros y en el cuarto debe descender al reino de Hades para que Perséfone le dé algo de su belleza; de esta manera, Eros podrá recuperarse de la cicatriz del aceite del candil. Es muy difícil, pero Psique lo consigue.

De regreso, Psique cree que puede abrir la pequeña vasija donde lleva esa belleza y usar un poquito para sí misma; pero al abrirla, se apodera de ella un sueño del que no puede despertar.

Sin embargo, Eros ya la había perdonado y con sus besos borra el sueño de sus ojos. Zeus y Afrodita conceden a Eros desposar a Psique y hacen inmortal a la muchacha. De este amor nace Voluptas (esto es, “placer” en latín).

Amor a la espera

Este lienzo (1890) representa a un Amor que mira sentado hacia su derecha distraído con el arco en sus manos y la aljaba en el suelo a su derecha.

Amor a la espera

Amor a la espera

Eros y Psique niños

Eros y Psique niños o El primer beso, lienzo pintado en el año 1890 y conservado en una colección particular, representa a Eros y Psique como niños: él, apoyado sobre una sola pierna y con la otra doblada, la besa en la mejilla, mientras ella, semiarrodillada y dotada de alas de mariposa, cierra los ojos.

Eros y Psique niños (El primer beso)

Eros y Psique niños (El primer beso)

Trabajo interrumpido

El Mead Art Museum, Amherst College (Estados Unidos de América) expone este lienzo pintado en 1891, donde una muchacha sentada interrumpe su trabajo con la lana para atender a las palabras que murmura en su oído Eros.

Trabajo interrumpido

Trabajo interrumpido

Cupido

Desnudo con el arco y las flechas a sus pies, encogido con los brazos cruzados sobre el pecho y las manos sujetándose de los hombros, este Cupido de 1891 mira al espectador.

Cupido

Cupido

Psique

Sentada con las manos sobre el pecho, esta Psique de 1892 mira de frente al espectador.

Psique

Psique

Despertar del corazón

En el Despertar del corazón la Psique del cuadro anterior está acompañada por dos Cupidos, uno de los cuales parece murmurarle algo al oído. Fue pintado en 1892 y pertenece a una colección particular.

El despertar del corazón

El despertar del corazón

El rapto de Psique

En este cuadro de 1895 Eros y Psique se elevan en el aire, mientras él la abraza y ella apoya la cabeza en su pecho.

El rapto de Psique

El rapto de Psique

Elegía

En este cuadro de 1899 un personaje femenino desnudo se apoya sobre una estela funeraria cubierta con algunas flores, mientras a sus pies un Cupido, sentado en el suelo, se frota los ojos.

Elegía

Amor y Psique

En esta pintura de 1899 la pareja también se eleva en el aire como en los cuadros de 1889 y de 1895, pero Psique está de espaldas y él la contempla desde una altura superior.

Amor y Psique

Amor y Psique

A modo de conclusión

Además de los numerosos cuadros dedicados por Bouguereau a la mitología clásica, se puede citar al menos  uno consagrado a la Antigüedad grecorromana: el Homero y su guía de 1874.

Hemos podido apreciar que muchos lienzos de Bouguereau desprenden un fuerte erotismo, circunstancia acorde con los temas amorosos tratados, pero que también se manifiesta en cuadros como Elegía u Orestes, en que debería predominar el sentimiento fúnebre o trágico.

Por otra parte, cabe resaltar que Bouguereau repite algunas composiciones con mínimas variaciones: es el caso de los cuadros en que Eros y Psique se elevan por el aire o el de los que representan a Arión, a una bacante y a un putto cabalgando respectivamente un caballo marino, una pantera y un monstruo marino.

En muchos de los lienzos que hemos comentado se puede apreciar que los protagonistas, Eros, Psique o Cupido, se presentan con un aspecto angélico, casi no parecen personajes de la mitología, sino ángeles.

Otro detalle digno de ser destacado es la insistencia del pintor en el tema de Eros y Psique, tema en el que sobresalen las dos características que antes señalábamos: la caracterización angelical de los protagonistas y el erotismo. Este tema fue recurrente en nuestro pintor en los años 1880 y 1890.

Bibliografía

Bonnefoy, Yves, ed. Diccionario de las mitologías, vol. II, Grecia. Barcelona: Destino, 1996.

Falcón Martínez, C. Fernández-Galiano, E. y López Melero, R. Diccionario de la mitología clásica 1-2. Madrid: Alianza Editorial, 1980.

García Gual, Carlos. Introducción a la mitología griega. Madrid: Alianza Editorial, 1992.

Graves, Robert. Los mitos griegos 1-2. Madrid: Alianza Editorial, 1985.

Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Barcelona: Ed. Paidós, 1984.

—, La mitología griega. Barcelona: Ed. Paidós, 1989.

Martínez, Sebastián, “El mito de Perseo y Furia de Titanes”, en www.sarasuati.com (12 IV 2010).

—, “Los monstruos clásicos de Furia de Titanes”, en www.sarasuati.com (4 VII 2010).

—, “Amazonas, mito y leyenda”, en www.sarasuati.com (22 XI 2010).

—, “Immortals y el mito de Teseo”, en www.sarasuati.com (13 V 2012).

—, “El rapto de Europa I”, en www.sarasuati.com (29 XIII 2013).

—, “El rapto de Europa II”, en www.sarasuati.com (11 V 2014).

—, “Las Furias, de torturadoras a víctimas”, en www.sarasuati.com (22 I 2014).

—, “Hércules, el origen de la leyenda, un filme contra la mitología”, en www.sarasuati.com (26 I 2014).

— , “’Hércules (2014)': la película y la mitología clásica” , en www.sarasuati.com (11 IX 2014).

— , “En el décimo aniversario de “Troya” de W. Petersen”, en www.sarasuati.com (15 XI 2014).

—, “Las poesías de Tiziano”, en www.sarasuati.com (10 XII 2014).

—, “Los mitos de Tiziano I”, en www.sarasuati.com (15 I 2015).

—, “Los mitos de Tiziano II”, en www.sarasuati.com (18 VI 2015).

Ruiz de Elvira, Antonio. Mitología clásica. 2ª ed. Madrid: Editorial Gredos, 1982.

Schwab, Gustav. Las más bellas leyendas de la Antigüedad clásica. 2ª ed. Madrid: Gredos, 2011.

Notas

1  Sobre los monstruos marinos, cf. S. Martínez, “Los monstruos clásicos de Furia de Titanes”, www.sarasuati.com (4 VII 2010). Se puede leer el artículo en este enlace. http://www.sarasuati.com/los-monstruos-clasicos-de-furia-de-titanes/

2 Cf. S. Martínez, “William-Adolphe Bouguereau: mito y academia I”, en www.sarasuati.com (6 X 2015).

Las ilustraciones proceden de Wikimedia Commons (commons.wikimedia.org) y son de dominio público.

Articulos similares:

Licencia Creative Commons
WILLIAM-ADOLPHE BOUGUEREAU: MITO Y ACADEMIA II por Sebastián Martínez García (Dr. en filología clásica), a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain Licencia.

About Sebastián Martínez

Doctor en filología clásica y catedrático de griego, ha publicado artículos y reseñas en revistas especializadas (Cuadernos de Filología Clásica, Prometheus, L’Antiquité classique, entre otras).

One Comment

  • Miguel Ángel Cortés
    9 abril 2016 | Permalink |

    Gran descubrimiento este blog de Arte y Humanidades. Me uno al grupo de seguidores.

Leave a comment

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Your email is never shared. Required fields are marked *

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD